La importancia de llamarse Ernesto con dedicatoria de Oscar Wilde

"La importancia de llamarse Ernesto", ejemplar dedicado por Oscar Wilde
El 18 de junio pasado se subastó un ejemplar de la primera edición de La importancia de llamarse Ernesto que Oscar Wilde regaló a James Nelson, gobernador de la prisión de Reading, en la que fue encarcelado. Se vendió en la sala Bonhams de Londres y se pagaron por él 69.000 euros.
En la dedicatoria se lee: “Al Mayor Nelson: del autor. Un reconocimiento trivial por su magnífica y noble amabilidad. Febrero, 99", escribió Wilde. En julio de 1896, Nelson concedió permiso a Oscar Wilde para guardar en su celda material de escritura y el dramaturgo pudo redactar "De Profundis", una larga carta dirigida a su amante Alfred Douglas. El gobernador de la prisión no solo le permitió leer y escribir, sino que le concedió el privilegio de conservar por las noches sus papeles para no perder el hilo del texto que estaba redactando.

Comentarios